Cataratas

Cataratas


En el caso de una catarata, el cristalino pierde su transparencia. El cristalino es esa pequeña lente detrás de la pupila que converge los fotones en la retina y que permite al ojo enfocar. Si el cristalino se hace uniformemente opaco, permitirá que pocos fotones lo atraviesen, y la visión será progresivamente borrosa con posible alteración de la visión de los colores.

Si solamente una parte del cristalino se opacifica, las luces pueden molestar, especialmente durante la noche, afectando actividades como conducir. Si solo se hace opaco el núcleo central, puede ocurrir visión doble en el ojo afectado.

El tratamiento de la catarata siempre implica intervención quirúrgica con el fin de reemplazar el cristalino. En la mayoría de los casos el equipo quirúrgico procederá de la siguiente manera: Al comienzo de la intervención el ojo se llena con un producto viscoelástico que protege los tejidos oculares, fundamentalmente la córnea. El cirujano entonces deberá extirpar la cápsula anterior del cristalino, realizando lo que se llama una capsulorexis. Usando facoemulsificación ultrasónica el cirujano pulverizará y aspirará el contenido interior del cristalino dejando la cápsula posterior intacta. Posteriormente colocará una lente intraocular, cuyo poder de convergencia ha sido calculado por ecografía, y cuyos soportes le proporcionan estabilidad.

Después de abandonar la clínica, deberá ponerse gotas en su ojo. El nombre de las gotas, la frecuencia de uso y la duración del tratamiento será establecido en la prescripción inicial. Su visión mejorará progresivamente en los días siguientes a la intervención, pero en la gran mayoría de casos la visión óptima se obtiene después de modificar sus gafas antiguas. Después de abandonar la clínica usted podrá leer, ver televisión, pasear, agacharse,…y realizar sus actividades diarias. Sin embargo deberá respetar tres precauciones los quince días después de su operación:

- Primero, no tocar el ojo, un golpe directo puede abrir la herida. Por lo tanto se recomienda evitar deportes, llevar gafas de protección para impedir que los niños toquen los ojos de los abuelos…
- No irritar su ojo, tener cuidado con jabones y champú y evitar las piscinas.
- Finalmente evitar todas las fuentes de infección. No coger frio y evitar el contacto con personas infectadas. Una infección ocular es una complicación muy seria que necesita tratamiento urgente. Si su ojo presenta enrojecimiento o dolor o sufre una pérdida brusca de visión deberá llamar inmediatamente al cirujano.

Comments are closed.